Descubre Los Miedos Atávicos Y Cómo Nos Afectan En La Actualidad.

En el mundo de la Psicología los miedos atávicos son un tema de particular relevancia. Estos son los miedos inconscientes que tenemos desde siempre, aquellos que no nos explicamos pero que nos afectan cada día.
Enfrentarnos a estos miedos primordiales para comprender cómo nos afectan en la actualidad puede ser clave para lograr nuestros objetivos y tener una vida saludable.
En este artículo analizaremos lo siguiente:

  • ¿Qué son los miedos atávicos?.
  • ¿Qué efecto tienen estos miedos sobre nosotros?.
  • ¿Cómo podemos manejar los miedos atávicos?

Los miedos atávicos nos afectan desde lo más profundo, a veces sin saberlo y sin darnos cuenta. Comprenderlos y manejarlos es la mejor manera de obtener bienestar, anhelo de todas las personas. Al hacerlo también nos abrimos al camino de descubrir quiénes somos realmente; ¿quién hemos sido siempre, cuáles eran nuestros objetivos y cuales son ahora?
Por tanto, emprendamos el camino y comencemos a descubrir y a entender qué son los miedos atávicos y por qué nos siguen afectando en nuestra vida actual.

Índice de Contenido
  1. La vida está al otro lado del miedo | Miguel Angel Tobías & Gennet Corcuera | TEDxSevilla
  2. ¿POR QUÉ TENEMOS MIEDO? | Psicología del miedo
  3. ¿Qué son los miedos atávicos?
  4. ¿Cuáles son los principales miedos atávicos?
  5. ¿Cómo afectan nuestra vida cotidiana los miedos atávicos?
  6. ¿Qué relación hay entre el apego, la ansiedad y los miedos atávicos?
  7. ¿Cómo podemos afrontar o vencer los miedos atávicos?
    1. Consejos para afrontar o vencer los miedos atávicos
  8. ¿En qué áreas de la vida se pueden manifestar los miedos atávicos?

La vida está al otro lado del miedo | Miguel Angel Tobías & Gennet Corcuera | TEDxSevilla

¿POR QUÉ TENEMOS MIEDO? | Psicología del miedo

¿Qué son los miedos atávicos?

Los miedos atávicos son aquellos miedos intensos que provienen del inconsciente colectivo y contienen memoria racial, antiguos miedos que vienen de generación en generación por la cual se han ido esparciendo entre los seres humanos desde tiempos inmemoriales. Estos miedos son propios del ser humano y generalmente profundos, tanto que no se pueden asociar con experiencias previas concretas sino que fluyen de una forma natural en quien las siente e influyen directamente en sus acciones. Algunos de estos miedos involucran a sustancias o situaciones que ponen en riesgo la vida.

Estos miedos a menudo surgen como respuesta emocional, sin ningún pensamiento consciente previo, en situaciones en las que el individuo se encuentra en aparente peligro, por lo que los científicos suelen relacionar estas reacciones con mecanismos de supervivencia ancestrales. Estas respuestas no son exclusivas del ser humano, ya que muchas especies animales tienen miedo inmediato tanto a ciertos ruidos como a condiciones ambientales peligrosas.

Por ejemplo, los miedos atávicos relacionados con los depredadores pueden ayudar al animal a mantenerse alejado de la amenaza potencial, al igual que los recuerdos inconscientes sobre el fuego pueden ayudar a la persona a reconocer un peligro inminente.

Muchos de estos miedos atávicos se relacionan con la búsqueda de alimento, el control de la temperatura corporal, la protección frente a los depredadores y la supervivencia en condiciones extremas. El medio ambiente y la cultura influyen en los miedos atávicos, sin embargo, pueden manifestarse de forma independiente a la propia experiencia individual.

Lee Tambien:¿Qué Son Los Sentimientos Encontrados Y Cómo Gestionarlos?¿Qué Son Los Sentimientos Encontrados Y Cómo Gestionarlos?

¿Cuáles son los principales miedos atávicos?

Los miedos atávicos son aquellos que nacen de nuestros ancestros; han sido transferidos entre generaciones como un mecanismo de supervivencia para adaptarse al medio ambiente y reducir el riesgo de peligro. Uno de los principales miedos atávicos es el miedo al desconocido, son aquellos temores ante lo desconocido o lo desconocido, lo que nos lleva a imaginarnos cosas terroríficas o peligrosas sobre aquello que no conocemos. Otro miedo atávico común es el miedo al fracaso, este se presenta cuando sentimos que no somos capaces de lograr un objetivo determinado, conllevando a la inseguridad y a la pérdida de motivación. El siguiente miedo atávico es el miedo a ser juzgado, surge cuando deseamos que las opiniones sobre nosotros sean positivas, rechazamos cualquier cosa o crítica negativa hacia nosotros. Por último, encontramos el miedo a estar solo, proviene de la idea de que no nos sentiremos seguros sin la compañía de otros y que podremos ser vulnerables a amenazas externas.

Los principales miedos atávicos son el miedo al desconocido, el miedo al fracaso, el miedo a ser juzgado y el miedo a estar solo. Son pensamientos, percepciones y comportamientos involuntarios que son parte de nuestro programa de supervivencia como seres humanos y que nos ayudan a identificar posibles peligros en situaciones desconocidas.

¿Cómo afectan nuestra vida cotidiana los miedos atávicos?

Los miedos atávicos son aquellos que se encuentran profundamente arraigados en nuestra memoria racial y que son el resultado de cientos de años de experiencias, entonces ¿Cómo afectan nuestra vida cotidiana?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que todos los seres humanos compartimos la misma memoria biológica y debido a esto, existen miedos y comportamientos atávicos que son innatos en todos nosotros. Estos miedos son como mecanismos de defensa naturales que nos ayudan a sobrevivir en situaciones peligrosas. Por ejemplo, el miedo a lo desconocido y el miedo al conflicto.

Por otra parte, el miedo atávico también nos impide hacer cosas que nosotros mismos consideramos "arriesgadas". Esto puede limitar significativamente nuestra capacidad para experimentar cosas nuevas. Un ejemplo de esto serían algunas formas de temor relacionadas con la búsqueda de empleo o la toma de decisiones importantes en nuestras vidas cotidianas.

Tambien, los miedos atávicos influyen enormemente en nuestra forma de interactuar con las personas. Pueden generarnos sentimientos de inseguridad y vulnerabilidad y afectan nuestra capacidad para confiar y establecer relaciones saludables con los demás. A veces, esto nos impide abrirnos y compartir nuestros sentimientos con otros.

Además, este tipo de miedo también suele desencadenar conductas defensivas que buscan evitar el conflicto. Por ejemplo, evitar discutir con los demás, pasar por alto los problemas o estar siempre de acuerdo con la opinión de los demás.

Finalmente, como resultado de los miedos atávicos, las personas podemos desarrollar patrones de comportamiento que nos mantienen en una posición de indefensión, bloqueando nuestra capacidad para afrontar problemas que surjan en nuestra vida cotidiana.

Lee Tambien:¿Qué Tenemos En La Cabeza? Descubre Los Secretos De Nuestro Cerebro.¿Qué Tenemos En La Cabeza? Descubre Los Secretos De Nuestro Cerebro.

¿Qué relación hay entre el apego, la ansiedad y los miedos atávicos?

El apego, la ansiedad y los miedos atávicos se refieren a complejos aspectos interrelacionados entre el individuo y el entorno.
Examinemos cada uno de ellos:

Apego. Desde el punto de vista psicológico, el apego se refiere al proceso por el que un individuo desarrolla un conjunto de conductas y sentimientos de dependencia hacia otra persona como respuesta a un ambiente que le resulta satisfactorio, seguro y estable. Esta relación de apoyo y cariño confiere al individuo un sentimiento de protección personal y bienestar emocional.

Ansiedad. La ansiedad es un sentimiento de preocupación e inquietud que surge cuando nos encontramos ante situaciones amenazantes o inciertas; puede ser desencadenada por experiencias pasadas o presentes o bien por un temor a lo desconocido. La ansiedad extrema o una pérdida significativa del apego pueden generar trastornos emocionales.

Miedos atávicos. Los miedos atávicos son aquellos miedos primarios instintivos e innatos, que nacen con el ser humano. Estos temores suelen estar asociados a riesgos para la supervivencia, tales como caídas, ruidos fuertes y otros miedos relacionados con la separación del ser amado y único origen de seguridad y confort.

Por lo tanto, se evidencia una relación entre el apego, la ansiedad y los miedos atávicos puesto que el apego resulta un medio para evitar el desencadenamiento de la ansiedad y los miedos atávicos, mientras que la ansiedad por su parte, se convierte en un elemento potencialmente desestabilizador al provocar pánico y/o agobia. Los miedos atávicos, por su parte, si no son controlados o gestionados adecuadamente, pueden volverse en un mecanismo de distanciamiento emocional que interfiere significativamente con la calidad de vida y la salud mental.

El apego cuenta con una función importante para alcanzar el bienestar emocional, ya que no solamente es una forma de obtener protección y contención, sino que ayuda a enfrentar los miedos atávicos y la ansiedad inducida.

¿Cómo podemos afrontar o vencer los miedos atávicos?

Consejos para afrontar o vencer los miedos atávicos

Los miedos atávicos son aquellos que se generan como reacción instintiva, en respuesta a una amenaza real o imaginaria. Estas respuestas pueden incrementar el peligro en lugar de ayudarnos a evitarlo, y nos impiden actuar de forma clara y decidida.
Los siguientes consejos a continuación te ayudarán a afrontar y vencer estos miedos:

Lee Tambien:¿Qué Ves En Tu Espejo? Reflexionando Sobre Nuestra Imagen Corporal.¿Qué Ves En Tu Espejo? Reflexionando Sobre Nuestra Imagen Corporal.
  1. Detente a pensar. Si sientes que estás en peligro, detente a pensar antes de reaccionar. Evalúa la situación de forma razonable y utiliza tu lógica para determinar la mejor estrategia para salir del peligro.
  2. No confirmes tus miedos. Es importante recordar que a veces nuestros miedos son irracionales, por lo que no debemos acostumbrarnos a buscar pruebas que confirmen nuestros temores.
  3. Sal de tu zona de confort. para superar los miedos atávicos es necesario realizar actividades que nos saquen de nuestra zona de confort. Experimenta nuevas cosas, comienza desde algo fácil para luego ir incorporando cada vez mayores desafíos.
  4. Habla de tus miedos. Comparte con tus allegados tus miedos, tus inquietudes y tus temores. No los guardes para ti solo, hablando podrás conocer otros puntos de vista que te ayuden a identificar los recursos necesarios para sortear ese miedo.
  5. Utiliza técnicas de relajación y mindfulness. Son herramientas muy útiles para regular la ansiedad y reducir el miedo. Estas técnicas permiten que logremos mantener el control de nuestras emociones, lo que facilitará la búsqueda de soluciones en situaciones críticas.

¿En qué áreas de la vida se pueden manifestar los miedos atávicos?

Los miedos atávicos son un tipo especial de temores que se remontan al pasado y que pueden manifestarse en todas las dimensiones de la vida; desde la relación con los demás, la percepción de nosotros mismos, nuestras aventuras profesionales y nuestras actividades creativas. Incluso los miedos atávicos pueden estar relacionados con la sustancia misma de la vida, como el temor a la muerte o a enfermar.

Relación con otros. Los temores atávicos pueden influir en la forma en la que nos relacionamos con los demás, especialmente con aquellas personas que amamos. Por ejemplo, el miedo a ser abandonado o rechazado, el temor a no ser perfectos o el miedo a decir cosas que hagan daño a alguien cercano. Otras manifestaciones de estos miedos pueden ser la evitación de relaciones sentimentales, la falta de asertividad y la ansiedad por mantenerse en el control.

Percepción sobre nosotros mismos. En esta área, los miedos atávicos pueden convertirse en creencias limitantes que afectan nuestra autoestima y nuestra capacidad para afrontar los retos de la vida. Estos temores pueden llevarnos a sentirnos desvalorizados, a sentirnos inferiores o a creer que no somos lo suficientemente buenos. Estas ideas pueden manifestarse también en la manera en la que percibimos nuestro cuerpo, como el miedo a no ser atractivos o la sensación de inadecuación debido a la edad.

Ámbito profesional. Los miedos atávicos pueden afectar también el desempeño laboral, ya sea por el temor al fracaso en los proyectos, el miedo al futuro incierto o el miedo a no estar a la altura de los desafíos profesionales. Muchas veces, estos temores pueden manifestarse como una inseguridad excesiva a la hora de tomar decisiones importantes, la tendencia a sobrevalorar el éxito de los demás y, en el peor de los casos, el estancamiento en la carrera profesional.

Actividades creativas. La realización de cualquier proyecto creativo requiere de un alto nivel de confianza en nuestras habilidades, pero los miedos atávicos pueden dificultarnos el camino. Estos temores pueden llevarnos a desvalorizar nuestro talento o a compararnos constantemente con los demás; además, también pueden limitar el riesgo y la innovación necesaria para explorar nuevas formas de expresión.

Sustancia de la vida. Finalmente, el miedo a la muerte y a enfermar también pueden tener su origen en temores atávicos. En general, estos temores son desencadenados cuando nos enfrentamos a situaciones que demandan un alto grado de vulnerabilidad; tales como recibir tratamientos médicos o someternos a exámenes o evaluaciones importantes. Esta manifiestación del temor aún puede ser intensificada por el miedo a la soledad y al abandono, por lo que muchas veces puede manifestarse como ansiedad excesiva en situaciones en las que la persona se siente profundamente desprotegida.

Lee Tambien:¿Sabes Qué Es El Debriefing Y En Qué Contextos Se Utiliza?¿Sabes Qué Es El Debriefing Y En Qué Contextos Se Utiliza?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Descubre Los Miedos Atávicos Y Cómo Nos Afectan En La Actualidad. puedes visitar la categoría Psicología.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir